BURGOS A TORQUEMADA

CATEDRAL DE BURGOS

Desde el 13 al 16 de octubre permanecerá el Emperador en Burgos. A su llegada numerosas personas salieron a recibirle, las campanas sonaron en su honor, pero el Cesar no quiere muchos agasajos, tan sólo los que le puedan alegrar el estómago. Pero en su fuero interno se encuentra satisfecho, no es que temiera un mal recibimiento, pero hasta para un Emperador ser bien recibido es más placentero. Ha recuperado algo el humor aunque ha limitado las visitas a muy pocas personas y todas de forma privada. Si su ánimo ha mejorado no es porque su salud lo haya hecho, más bien al contrario,  se ha corrido la voz por los pueblos de Castilla de que el Emperador va a cruzar sus pueblos y estos se preparan para recibirle convenientemente. Esto supone que son puestos a disposición del Cesar los mejores alojamientos y las mejores viandas de que podían disponer y aquí reside su momentáneo buen humor: disfrutar de los placeres de la mesa. Es asombroso cómo un hombre que está tan preocupado por su alma, casi en un recogimiento continuo, sin embargo es vencido por su apetito, y claro aquejado de gota y diabetes su enfermedad no hace más que empeorar. Sobre este afán por comer y beber se ha escrito mucho, voy a poner para reflejarlo unas palabras que escribió el Embajador de Venecia en la corte de Carlos, Don Federico Badoaro y que he rescatado de la revista de las Armas y Servicios en su número 457 :

” Por lo que se refiere a la comida, el Emperador siempre ha cometido excesos. Hasta su marcha a España tenía la costumbre de tomar por la mañana, apenas se despertaba, una escudilla de pisto de capón con leche, azúcar y especias. A mediodía, comía una gran variedad de manjares: merendaba por la tarde y cenaba a primera hora de la noche, devorando en estas diversas comidas todo género de alimentos. En una ocasión en la que no se hallaba satisfecho con los manjares que le habían preparado, se quejó así a su mayordomo Montfalconet, quien le respondió- no sé lo que podría hacer para agradar a su Majestad, a menos que ensaye un nuevo manjar compuesto de potaje de relojes- esta respuesta provocó la hilaridad del monarca, por que de todos es sabido que nada deleita tanto a S.M. como detenerse ante los relojes” No se le puede negar el sentido del humor a ambos.

Encontramos el día 17 al Cesar en la localidad de Palenzuela.  Es la comarca del Cerrato, por estos tiempos Merindad. Era la capital del Alfoz y de la Merindad del Cerrato, con fueros propios. El Emperador pernoctó en el Palacio de los Herrera y degustó las afamadas truchas de sus ríos, especialmente las del Arlanza. Es un pueblo con una situación estratégica privilegiada lo que le llevó a ver pasar a otros Reyes y Condes con anterioridad, y disfrutar incluso de unos Fueros propios que mejoraban los que le habían sido concedidos con anterioridad por el Conde Sancho García ” él de los buenos fueros”.

El 18 de Octubre parada y fonda en Torquemada. Carlos ha pasado por el pueblo varias veces a lo largo de su vida, cómo así presume su Ayuntamiento, vemos en su pagina web una relación de todas las visitas que realizó el Emperador:

” Torquemada fue visitada en repetidas veces por el Emperador Carlos V: el 28 de febrero de 1.520 antes de ser elegido emperador, el 25 de agosto de 1.522, julio de 1.524, mayo de 1.527, 1.542…incluso en su último viaje, camino a su retiro en el monasterio de Cuacos de Yuste, dónde moriría”.

Esto se debe a la importancia que tenía en aquella época el puente que cruzaba el río Pisuerga y que evitaba los peligros de cruzar en barcazas el mismo, pues siempre iba en ese punto con mucho caudal, y eran habituales los accidentes de las mismas.

Sorprende que un pueblo tan pequeño, pese a estar tan bien ubicado haya recibido tantas visitas del Emperador, pero es que Carlos es un viajero singular pese a su elevado rango. Para muestra un botón, pero del más caro, veamos como el mismo Emperador relata sus numerosos viajes. Voy a citar un texto, en las propias palabras del Cesar,  son las que ante un elegido auditorio pronunció  en su discurso de Abdicación en favor de su hijo Felipe. Veamos la relación de viajes que el mismo hace

” Nueve veces fui a Alemania la alta, seis he pasado en España, siete en Italia, Diez he venido aquí a Flandes, cuatro en tiempos de paz y de guerra he entrado en Francia, dos en Inglaterra, otras dos fui contra Africa, las cuales todas son cuarenta, sin otros caminos de menos cuenta que por visitar mis tierras tengo hechos. Y para esto he navegado ocho veces el Mar Mediterraneo y tres el Oceano de España y agora será la cuarta que volvera a pasarla para sepultarme. Por manera que doce veces he padecido las molestias y trabajos de la mar. Y no cuento con estas la jornada que hice por Francia a estas partes, no por alguna ocasión ligera, sino muy grave, como todos sabeis”

A ellos habría que añadir los desplazamientos que dentro de los mismos, de cada uno de ellos, constituyen una suma igual o mayor de distancias recorridas; unas veces por mar, otras por tierra, a caballo, en litera de mulas o de mano, en silla y a pie, según la circustancia de cada momento y lo que en el se podía aplicar.

Lo he copiado literalmente, hasta el añadido del autor ( Vicente De Cadenas Y Vicent) .Y todo esto a vela, caballo o a pie. Todo un viajero, tenemos en nuestro monarca, probablemente al Rey más viajero de su época y problablemente de la Historia. Así que no es de extrañar que tan pequeña población viera pasar tantas veces al hombre más poderoso de su tiempo. Ciertamente para Carlos no había pereza en viajar, no importando el motivo ni las adversidades.

Para mas información:

http://books.google.es/books?id=z4n1kSLYLHMC&pg=PA397&lpg=PA397&dq=carlos+v+%2B++punta+de+Ramekens.&source=bl&ots=OAXvB-qIHH&sig=GCc_qvNZfA6udFvL4E5-Dh6dIrM&hl=es&ei=OdvdTvuOBpDU4QT2pvW8Bg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&sqi=2&ved=0CB0Q6AEwAA#v=onepage&q=carlos%20v%20%2B%20%20punta%20de%20Ramekens.&f=false

http://torquemada.es/

http://www.aytoburgos.es/

http://palenzuela.es/

Diario del Emperador Carlos V (Itinerarios, estancias, despachos, sucesos y efemérides de la vida del Emperador)

Autor(es): Vicente de Cadenas y Vicent

http://www.edicioneshidalguia.es/product_info.php?products_id=201

http://www.rutacarlosv.es/portal/

Carlos de Gante: los viajes del Emperador

http://bib.cervantesvirtual.com/historia/CarlosV/1556.shtml

Historia de la vida y hechos del emperador Carlos V

Autor: Prudencio Sandoval.

http://books.google.es/books?id=7vIAn9Y27WYC&dq=carlos+v+%2B++punta+de&hl=es&source=gbs_navlinks_s

http://www.armada.mde.es/html/historiaarmada/tomo1/tomo_01_23.pdf

http://www.desembarcodecarlosv.org/laredo-en-el-siglo-xvi.php

Anuncios

MEDINA DE POMAR A BURGOS

Ante la visión de aquellos manjares su mirada se iluminó. En su rostro se esbozó una sonrisa, hasta su encorvado cuerpo dolorido por la gota recuperó su esbeltez. Su hija Juana le había mandado viandas, esas que estaba echando de menos desde su desembarco en Laredo. Hay melones por los que tiene verdadera devoción, frutas frescas, carnes y otra de sus debilidades, truchas en escabeche.

ALCÁZAR DE MEDINA DE POMAR

El caso es que Carlos sufre una indigestión, o quizás una gastroenteritis, un cólico, o vaya usted a saber qué, pero de lo que no cabe ninguna duda es que debió comer más escabeche del que su delicado estado de salud podía soportar. A partir de este momento las dudas: unos sitúan al Rey recuperándose en la Casa de la Cadena, otros en el Hospital de la Vera Cruz, siendo lo más probable que lo hiciera en el Alcázar, pues relatan las crónicas que durmió en Palacio. El caso es que Carlos se ve forzado a quedarse en Medina de Pomar hasta el mediodía del día 11 en que inicia su partida hacia la localidad Burgalesa de Pesadas, veamos una pequeña cita de la crónica

“9-octubre-en Medina de Pomar. -Viernes. -S. M. se detuvo el cuarto día en Medina de Pomar, donde permaneció enfermo, a consecuencia de haber comido «Thon frais» (Escabeche).M. C.

10-octubre-en Medina de Pomar. -Sábado. -S. M. huelga aquí hoy, & &.

Carta de Luis Quijada a Juan Vázquez, fecha en Medina de Pomar a 10 de octubre de 1556.

     -10. -Partirse ha de aquí mañana a medio día, para ir a Pesadas y otro día a Gontomi, y el tercero, que será martes, llegará a Burgos.

     Carta del Señor de Chaulx a Juan Vázquez.

     -10. -S. M. se detuvo aquí ayer por descansar, y se parte hoy y piensa caminar cinco leguas y en otros dos días llegar a Burgos.

     Carta de Martín de Gaztelu a Juan Vázquez.”

IGLESIA DE SAN MIGUEL, PESADAS BURGOS

Día 11 de Octubre si nos atenemos a la crónica debe ser Domingo y debe ser también mediodía cuando se encuentre en Pesadas. Es la comarca de los Páramos que según nuestro diccionario es un lugar yermo, raso y desabrido.  Son tierras de clima duro, ya hace frío en aquella época del año, eso unido al empacho del escabeche hacen más penoso, si cabe, el viaje. Carlos reza toda la tarde. se retira temprano a descansar, prácticamente no se ha bajado en toda la jornada de su silla de mano, y cuando lo ha hecho ha sido para ir a la litera tirada por los machos, agradece el descanso que trae la noche.

IGLESIA DE HONTOMÍN

Hontomín da parada y fonda al Cesar el día 12 de Octubre. Son días anodinos, tan solo el continuar con el plan previsto de llegar a Burgos al día siguiente da alivio al cansado viajero. Es Hontomín una pequeña localidad en la que Carlos cumplirá rigurosamente con sus plegarias. Ha mejorado del estómago, aunque el cansancio de los últimos días se deja notar en su maltrecha salud. Además tiene la intuición y casi la convicción de que en Burgos va a ser bien recibido.

13 de Octubre el Cesar llega a Burgos, me voy a permitir poner un extracto del libro ” La Nación Inventada” de Arsenio Escolar e Ignacio Escolar.

“Aunque el emperador no quería agasajos, Burgos recibe al viajero y a su numerosa comitiva con una espectacular novedad arquitectónica. En una de las doce puertas medievales de entrada a la ciudad, en la que da acceso a la catedral desde el río Arlanzón, se acaba de levantar el Arco de Santa María: un singular arco triunfal en honor, precisamente, del ilustre visitante. Burgos busca el perdón del emperador. La misma ciudad que tres décadas antes se levantó en armas contra Carlos I en la revuelta de los comuneros quiere trasladarle su adhesión, antes de que muera.

ARCO DE SANTA MARIA: BURGOS

La nueva puerta ha sido proyectada y comenzada por Francisco de Colonia y rematada por Juan de Vallejo. Ambos arquitectos han concebido el arco, que aún sigue hoy en pie, como un castillo con un gran retablo en el centro. En las hornacinas, hay seis esculturas: seis personajes con los que se quiere resumir la historia de Castilla. O la leyenda, o la tradición popular, o los mitos fundacionales, mitad verdad, mitad ficción, del pequeño Estado que había surgido unos seis siglos antes en esta misma tierra y que en este 1556 ya es la principal potencia mundial, el centro sobre el que órbita todo el planeta.

En la hornacina central de la banda superior del retablo está la escultura del homenajeado, el emperador Carlos. Y rodeándolo, las de Fernán González, el Cid, el conde Diego Rodríguez Porcelos fundador de Burgos y los dos jueces de la primitiva y mítica Castilla: Laín Calvo y Nuño Rasura. En el retablo en piedra, por encima de ellos, la divinidad bendiciéndolo todo, como señalando a un pueblo singular, irrepetible, elegido: un ángel con una reproducción del mapa de la ciudad, justo bajo el arco superior, y arriba del todo, en la almena central del remate, la Virgen María con el Niño en brazos.”

En ese arco, que da acceso a la ciudad, está Carlos I al lado del Cid, y de Fernán González o los Jueces de Castilla, ahí nada más y nada menos; lejos quedaban ya las revueltas comuneras. ¡ por fin he triunfado ! debió pensar Carlos al cruzar el Arco. No cabe añadir más a lo simbolico de aquella dedicatoria del pueblo de Burgos: Castilla la Vieja le incorpora a su historia en lugar destacado.

Para mas información:

” La Nación Inventada” de  Arsenio Escolar e Ignacio Escolar

http://www.edicionespeninsula.com/es/llibre/la-nacion-inventada_12096.html.

http://www.medinadepomar.org/

http://www.losaltos.es/sus-pueblos/pesadasdeburgos

Diario del Emperador Carlos V (Itinerarios, estancias, despachos, sucesos y efemérides de la vida del Emperador)

Autor(es): Vicente de Cadenas y Vicent

http://www.edicioneshidalguia.es/product_info.php?products_id=201

http://www.rutacarlosv.es/portal/

Carlos de Gante: los viajes del Emperador

http://bib.cervantesvirtual.com/historia/CarlosV/1556.shtml

Historia de la vida y hechos del emperador Carlos V

Autor: Prudencio Sandoval.

http://books.google.es/books?id=7vIAn9Y27WYC&dq=carlos+v+%2B++punta+de&hl=es&source=gbs_navlinks_s

http://www.armada.mde.es/html/historiaarmada/tomo1/tomo_01_23.pdf

http://www.desembarcodecarlosv.org/laredo-en-el-siglo-xvi.php

LAREDO A MEDINA DE POMAR

Desde el 28 de septiembre hasta el 6 de Octubre de 1556 permanece su majestad en Laredo. Es tiempo dedicado a corregir los desajustes y a esperar una mejora del tiempo que no se produce. Según avanzan los días el humor de Carlos no mejora sustancialmente. El día 5 de Octubre por fin llega el dinero y portándolo su fiel mayordomo Luis de Quijada. Ha decidido partir pasado el mediodía del día siguiente. Pretende llegar a Medina de Pomar en cuatro días y ya tiene decidido los pueblos en los que realizara hospedaje.

El tiempo es malo, lluvioso, como corresponde a la época de año. Van a su lado el alcalde y demás fuerzas vivas de la la villa. Es fácil imaginar el ánimo del Emperador: delicado de salud, prácticamente impedido para caminar, con ese clima horrible. Tan solo el iniciar por fin el viaje y acercarse, aunque sea un paso a su retiro elegido, motivan su ánimo. Pero lo que más hecha de menos el Cesar son los placeres de la mesa, las comidas que le sirven son frugales para lo que él acostumbra, que siempre es mucho y es bueno.silla de mano de Carlos V

El 6 de Octubre después de comer el Cesar abandona Laredo en dirección a Ampueropequeño pueblo a la vera del rio Asón, en el encontramos a Carlos, donde hará parada y fonda, después de haber realizado unas 2 leguas: La legua castellana del siglo XVI equivalía a 20.000 pies castellanos, aproximadamente 5914 metros por lo que realizaron unos 12 km.

litera de mano tirada por mulos

Los realiza en una camilla si el terreno no es muy escarpado. Si se encuentran repechos o pendientes, o bien el suelo se pone peligroso para las caballerías, es transportado en silla de mano por los lugareños de las localidades que va atravesando y que se sienten muy honrados de ayudar a su majestad.

La lluvia les ha acompañado en toda la jornada.Atrás han quedado los primeros disgustos y el ánimo parece renovado. Es fácil acercarse al hombre, al Emperador, viajando de tan lastimosa manera, él que había recorrido tantas veces sus dominios. Como contrapunto a esta comitiva veamos como era la que en 1517 atravesó Palencia

Para ello voy a poner una descripción que he hallado en un discurso que dio Felipe Ruiz Martin, con motivo de una conferencia en Palencia, es larga pero por comparación no merece desperdicio:

“ una legua antes de Becerril aguardaba a Carlos el Condestable de Castilla,con sus hijos y un nieto, y su hermano el obispo de Palencia. Efectuadas por ellos las reverencias y cortesías de rigor, se unieron a la comitiva, que perfectamente ordenada desfiló suntuosa por las calles de Becerril. En cabeza iban los hidalgos, después la orden del Toisón de Oro, luego los Barones, condes, marqueses y duques, a seguida los trompeteros, heraldos y maceros, el caballerizo mayor blandiendo la espada de la justicia y, en fin, el rey, que vestía traje de montar, de terciopelo negro acuchillado sobre tisú de oro y se tocaba con gorra adornada con una pluma blanca. A la derecha de Carlos cabalgaba el Obispo de Palencia, don Juan de Velasco, con sotana escarlata, bajo un fino sobretodo; y a la izquierda el Condestable, don Iñigo de Velasco, también ricamente ataviado. Detrás del Rey el cortejo continuaba, interminable, con Doña Leonor y un sinnúmero de primates flamencos y españoles. Los vecinos de Becerril contemplaron atónitos este magnificente espectáculo”

Atónitos los de Becerril y prácticamente todo el que lea semejante despliegue, eran otros tiempos, por lo que se ve. De esa manera viajaba Carlos en su juventud, compárese con la silla de mano, imagen de arriba, en la que Carlos realizó el viaje.

Iglesia de San Juan Bautista en Colindres

Han atravesado Colindres, villa formada alrededor del monasterio de San Jorge y San Juan. Haremos nosotros un alto en el camino en este pueblo por dos motivos que me han llamado la atención: el primero es una anécdota que se refiere al especial trato de favor que tuvo la villa desde que Enrique III “El Doliente” mantuvo una guerra con Portugal se endeudó tanto que cedió Colindres, Limpias y Balmaseda a su Camarero Mayor por 15.000 florines. Los habitantes de estos lugares prefirieron pagar la mitad de la deuda y así no formar parte de su señorío, por lo que el rey les premió concediéndoles Carta Floral en Segovia el 16 de junio de 1399, pasando a tener derecho de exención de impuestos como los territorios vizcaínos, aunque Colindres nunca formó parte de las Juntas de Balmaseda o de Guernica ni pagó tributo alguno. El segundo es que en los astilleros de Falgote, que pasaron a ser reales en 1618, se construyeron la “pinta” y la “Santa María” no hace falta recordar para que fueron usadas pues a bordo de ellas iban los hombres que avistaron las costas americanas.

Es este el camino a Castilla, aquella que se le sublevó, la de los Comuneros, la de los eternos reproches, la tierra de su Madre y la que le había otorgado mayores territorios. Sentía especial fascinación por aquellos súbditos suyos que le otorgaron el juramento pero nunca dejaron de recordarle que la verdadera Reina era su Madre. Es seguro que en su ánimo recordara aquella carta que le envió el Consejo de Castilla en respuesta a su petición de ser nombrado Rey : «aquello sería quitar el hijo al padre en vida el honor». en alusión a que la figura de Juana fuera considerada Reina de Castilla hasta su muerte, condición para que él fuera elegido Rey

Cristo de Limpias

Atravesó poco después la población de Limpias pequeña localidad que como muchas otras nació alrededor de un Monasterio, en este caso el de San Pedro. Cuenta Limpias con puerto importante en la época, el llamado del Ribero y  aprovechando la excepcional ubicación de la villa en la desembocadura del Rio Asón sirvió para la exportación de madera y hierro a Flandes y después de trigo a las Américas.

El día siete de Octubre parada y fonda en La Nestosa. población ubicada en la base del puerto de los Tornos. Es esta villa perteneciente al señorío de Vizcaya en virtud al fuero de Logroño promulgado en 1287 pertenece a la comarca de las Encartaciones, es villa de las antiguas y por tanto una de las primeras fundadas en Vizcaya. Antaño La nestosa, por fuer de los tiempos acabó su nombre uniéndose en un solo termino, como ahora la conocemos.

Puente Romano de Agüera

El ocho de octubre parada y fonda en Agüera, primer pueblo de la ruta en Burgos, tierra de las merindades, mas concretamente la de Montija: es castilla vieja y añeja. Esta Agüera en una llanura rodeada por todas partes de Montes. Aquellos territorios tan aptos para la caza lograron arrancar una sonrisa al rostro severo de Carlos.

El nueve de Octubre Medina de Pomar.

para ampliar información:

http://www.lanestosa.org/es-ES/Turismo/Rutas-Interes/Paginas/RutadeCarlosV.aspx

Diario del Emperador Carlos V (Itinerarios, estancias, despachos, sucesos y efemérides de la vida del Emperador)

Autor(es): Vicente de Cadenas y Vicent

http://www.edicioneshidalguia.es/product_info.php?products_id=201

http://www.rutacarlosv.es/portal/

Carlos de Gante: los viajes del Emperador

http://bib.cervantesvirtual.com/historia/CarlosV/1556.shtml

Historia de la vida y hechos del emperador Carlos V

Autor: Prudencio Sandoval.

http://books.google.es/books?id=7vIAn9Y27WYC&dq=carlos+v+%2B++punta+de&hl=es&source=gbs_navlinks_s

http://www.armada.mde.es/html/historiaarmada/tomo1/tomo_01_23.pdf

http://www.desembarcodecarlosv.org/laredo-en-el-siglo-xvi.php

DESEMBARCO EN LAREDO

el 28 de septiembre de 1556, protegido por casi 60 barcos y a bordo del  “ Espíritu Santo” también apodado por la “Bertendona”,  debido a que su capitán se llamaba Martin Jiménez de Bertendona, realizó el viaje de Flessinga hasta Laredo el Cesar. Fue acondicionada la Nao convenientemente para el transporte de tan Regio pasajero y  se le prepararon sus aposentos en la zona ubicada entre la popa y la arboladura: siendo la zona más alta de la nave. Desde ese puente y enfermo, casi no podía desplazarse, tenía una perfecta panorámica de todo a su alrededor.  Sentado en ese emplazamiento el Emperador avistó el puerto de Laredo.

Quiero hacer mención a la Nao pues esta también tiene su historia, he encontrado una descripción de dicha Nao en el cuaderno XXIII del Instituto de Historia y Cultura Naval, por lo preciosista de la descripción la cito tal cual; el autor destaca en ella que se trata de la misma nave que llevó a su Hijo Felipe cuando partió hacia Inglaterra a sus esponsales con la reina María de Inglaterra:

“ No había, sin embargo, término de comparación con la nao elegida para llevar Carlos V, algo menor en dimensiones, toda vez que medía 565 toneladas, teniendo tres gavias, pero de superior elegancia fortaleza en vaso arboladura.
Era la misma que condujo Inglaterra D. Felipe, conocida más bien que por el nombre propio, Espíritu Santo, por el de su propietario capitán Martín Jiménez de Bertendona, hombre noble de Vizcaya gentil soldado marinero ‘; los despachos oficiales, las cartas mismas del Rey, la apellidan, la Bertendona, dando bien entender cuánto era estimada. Ahora se hicieron mutaciones en el repartimiento
en la decoración primitiva de grana, oro blanco, colores del Príncipe, por el favorito del Emperador. La cámara ocupaba la parte extrema del castillo de popa, recibiendo luz por ocho ventanas puertas de cristales sobre la galena exterior que rodeaba toda aquella parte de la nave. En el interior estaba artísticamente esculpida tapizada de paño verde.Seguía hacia proa una hermosa antecámara, que servía de comedor, y un pasillo de acceso dos grandes dormitorios en los costados, con ventanas puertas también la mencionada galería. La cama mesa de noche estaban suspendidas
con aparatos de balance; las cortinas alfombras eran del mismo color verde que presidía en el orden general; teniendo en cuenta la sensibilidad de D. Carlos al frío, se instaló estufa. Más proa había contiguos tres camarotes, destinados al sumiller de corps, al jefe del guardarropa al ayuda de cámara. En el entrepuente se formaron otros 20 camarotes para los jefes gentileshombres de cámara; allí
se había puesto repostería, panadería, horno, cocina, procurando no olvidar nada que sirviera de regalo al eximio viajero . Hasta el agua fue objeto de cuidado, estivando en la bodega enormes tinajas de barro con tapas de la misma materia, para prevenir la descomposición que sufre en los primeros días de mar, envasada, como entonces se hacía de ordinario, en tonelería de madera.
Armonizaban con la riqueza de muebles los objetos exteriores de mayor visualidad: la artillería; las velas, aquellas banderas de damasco carmesí, aquellas flámulas doradas que llegaban al mar desde el extremo de los árboles, aumentadas
con un estandarte en que parecía el águila imperial abrazando las armas de España con alas garras, entre las dos cabezas del ave simbólica, el crucifijo con leyenda. La marinería llevaba, como de costumbre en.tales casos vestidos y bonetes de paño grana; los arqueros, trompetas pífanos, vistosas libreas, dando en conjunto al navío un carácter verdaderamente regio”

Es nave de Reyes esta “Bertandona” pero quiera que queriendo pasar a la historia, habiendo llevado a tan Regios pasajeros, pudieran serle menos los nuevos y en un temporal desatado justo al día siguiente del desembarco del Emperador la “Bertandona”  se  hundió, es descrito por el Cronista de su Majestad:

 ”la nao en que había venido S. A. se hundió la tragó el mar que parece que no esperaba más para perderse de que este glorioso príncipe saliese de ella.”

Pero esto parece  formar parte de la Leyenda, ¿ O no?, pues cronistas posteriores sitúan esta misma nave cuatro años después hundiéndose en el mismo Laredo.

Es víspera de San Miguel  y no es este un Santo cualquiera: el Arcángel San Miguel es “Protector de La Iglesia Universal, “  y  jefe de sus ejércitos de Ángeles en su lucha contra los caídos. Destaco la fecha ya que el Arcángel San Miguel tiene cierta analogía con  el papel que quiso desempañar nuestro protagonista en la Historia. Carlos  fue rey guerrero y rey católico

 

El Arcángel San Miguel es el patrón de la Iglesia Católica y su protector;  el jefe de sus ejércitos de Ángeles en su lucha contra Lucifer. Es  escenificado  con armadura y espada siempre encima del demonio o un dragón a los que ha sometido

 

Laredo es puerto Regio. No era el Emperador el primer Rey que estaba por allí: su madre Juana, su abuela Isabel la Católica, su tía Catalina de Aragón que partió de allí para ir a casarse con Enrique VIII, todas reinas, usaron en alguna ocasión sus instalaciones.  Laredo  en aquellos tiempos es un  puerto relevante, destacando su actividad comercial con Francia, Inglaterra, los Países Bajos y la correspondiente habilitación  para comerciar con los territorios americanos.

Carlos se apresta a desembarcar, y se lleva una gran decepción. Tan solo el alcalde, cinco alguaciles y el Obispo de Salamanca Pedro Manrique le esperan,  nadie más, y no es eso lo más grave, ni rastro del dinero que su hijo Felipe II había dado orden de mandarle, cantidad nada baladí  pues se trataba de 4000 ducados. Pero lo que más molesto al Emperador fue que ni siquiera se le había preparado una comida aceptable. Se disgustó y afligió  y no debió ocultarlo pues quien era su mayordomo Luis Méndez de Quijada lo relatò en una ocasión ante el comienzo de tanto infortunio “ Mi señor dijo cosas bien sangrientas y anduvo varios días mohíno y

entristecido” .

La villa se aprestó a servir al emperador con la mejor de sus disposiciones y acompañado por algunos de los naturales y subido en la silla de mano, en la que prácticamente realizaría el viaje, se trasladaron desde el puerto a la puebla vieja. En aquella zona del pueblo en una casa llamada de la torre permanecería  desde el 29 de septiembre hasta el cinco de octubre.

No me resisto a comentar la anécdota o leyenda, vaya usted a saber, de la famosa frase que parece ser fue pronunciada por el Emperador nada mas pisar las cántabras tierras.

«¡Dios os salve, oh mi querida madre! Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo me vuelvo a ti, como mi segunda madre».

De lo que no queda duda alguna es de los presentes que dejo  Carlos en Laredo-  regaló dos Facistoles de Bronce, las águilas imperiales y la cruz del cabildo de pescadores de la Cofradía de San Martín- ni de lo que hizo nada mas instalarse en Laredo: visitar la Catedral de Santamaría para mostrarle su respeto y agradecimiento, pues la travesía se había realizado sin mayores contratiempos. Acostumbrado a dirigir Carlos se da cuenta que está Laredo bien construido pero es conveniente realizar algunas obras en la villa, ordenando  la construcción de diferentes puertas en las murallas para facilitar el tránsito entre la villa y extramuros.

 

Para ampliar información:

Diario del Emperador Carlos V (Itinerarios, estancias, despachos, sucesos y efemérides de la vida del Emperador)

Autor(es): Vicente de Cadenas y Vicent

http://www.edicioneshidalguia.es/product_info.php?products_id=201

http://www.rutacarlosv.es/portal/

Carlos de Gante: los viajes del Emperador

http://bib.cervantesvirtual.com/historia/CarlosV/1556.shtml

Historia de la vida y hechos del emperador Carlos V

Autor: Prudencio Sandoval.

http://books.google.es/books?id=7vIAn9Y27WYC&dq=carlos+v+%2B++punta+de&hl=es&source=gbs_navlinks_s

http://www.armada.mde.es/html/historiaarmada/tomo1/tomo_01_23.pdf

http://www.desembarcodecarlosv.org/laredo-en-el-siglo-xvi.php

DE VUELTA

El 19 de Septiembre de 1519 llegaba a España por primera vez el futuro Emperador, lo hacía en el pequeño puerto pesquero de Tazones, localidad perteneciente al concejo de Villaviciosa en Asturias. Desembarco el futuro Rey en aquel puerto obligado por un temporal. El día 28 de Septiembre de 1556, cuarenta años después, desembarcaba en Laredo.

En el primer viaje un joven de 17 años con la intención de reclamar las Coronas de Castilla, Aragón y Navarra pisaba una tierra que en costumbres, idioma y cultura le era totalmente ajena.

En el segundo viaje un anciano de tan solo 56 años con graves problemas físicos que le impedían prácticamente andar, se disponía a realizar el que iba a ser su postrero viaje. En el primer viaje, lleno de fuerzas, unió en su regia cabeza las tres coronas principales de la Península. En el segundo en su cabeza solo se albergaba una esperanza: llegar cuanto antes a Yuste.

 

 

Fue un camino largo y difícil el que realizo el emperador, unas veces por lo dificultoso del camino, otras por los amargos recuerdos que le venían a la mente. Era un hombre enfermo, aquejado por la gota que había decidido abdicar y retirarse, temeroso de Dios y con un exacerbado temor a la Eterna Condenación, tan de uso en la época.

Es preciso hacer un breve semblante físico de nuestro protagonista para ello recurriremos a alguien que le conoció bien: el Cardenal Gaspar Contarini embajador de la republica de Venecia y acompañante de Carlos V en su recorrido por Alemania en el año 1521

Es de estatura mediana, mas no muy grande, ni pequeño, blanco, de color más bien pálido que rubicundo; del cuerpo, bien proporcionado, bellísima pierna, buen brazo, la nariz un poco aguileña, pero poco; los ojos ávidos, el aspecto grave, pero no cruel ni severo; ni en él otra parte del cuerpo se puede inculpar, excepto el mentón y también toda su faz interior, la cual es tan ancha y tan larga, que no parece natural de aquel cuerpo; pero parece postiza, donde ocurre que no puede, cerrando la boca, unir los dientes inferiores con los superiores; pero los separa un espacio del grosor de un diente, donde en el hablar, máxime en el acabar de la cláusula, balbucea alguna palabra, la cual por eso no se entiende muy bien”.

 

Se trata del último viaje del Cesar, es de suponer que hallará  la motivación en lo único a lo que se puede aferrar: salvar su alma. Ha escogido para ello el Monasterio de Yuste y el comienzo de su viaje por la península lo hará desde Laredo, aquí comienza el Postrero Viaje del Emperador: de Laredo a Yuste